Estas en: Maburro > DEPORTES > El DEB4TE Electoral del 13J, en clave futbolística

El DEB4TE Electoral del 13J, en clave futbolística

http://maburro.es/el-deb4te-electoral-del-13j-en-clave-futbolistica/

DEB4TE futbolistico portada

Arranca el DEB4TE. En la presentación de alineaciones, los cuatro candidatos vienen acompañados por sus entrenadores y utilleros respectivos. El encuentro se espera disputado y, tanto es así, que no esperamos más que juego de medio campo, trabado, duro, poca profundidad, balones aéreos y mucho físico.

En anteriores encuentros los aspirantes fueron mucho al suelo, hubo demasiadas faltas, tarjetas amarillas y juego sucio. Hoy se disputará mucho el esférico y todo girará en torno a quien sea capaz de aprovechar algún balón suelto o alguna jugada aislada. Se nos antoja un partido bronco, duro y falto de talento.

¡EMPIEZA EL DEB4TE! El juego es muy estático, no parece haber intención de crear mucho peligro. Juegan a lo que Italia puso de moda bajo el nombre de Catenaccio. Un estilo que suele centrarse en defender bien, cerrar los huecos por el centro de la defensa, dejar que la jugada se pierda por los extremos, apretar mucho en el centro del campo y presionar sobre todo cuando el balón se recibe de espaldas. Lo único importante es robar balones y salir al contragolpe.

cromo albert rivera

Albert Rivera, sin embargo, se descuelga pronto de este estilo de juego y decide ser el jugón de los cuatro. Utiliza mucho su cuerpo, su cintura, mueve pies, hombros, pone los codos. Es un jugador que apunta maneras, está instalado en el centro del campo y tiene la intención de repartir juego.  Lo malo es que nadie parece verle. Se mueve mucho, se ofrece de cara, busca paredes pero no tiene balones con los que sentirse importante. Corrige, interrumpe, es la voz de fondo que siempre pide la bola, el que corrige a Iglesias, el que corrige a Rajoy. Siempre está pero nadie le ve. Poco a poco se vuelve más inmóvil, supongo que por la frustración de no sentirse parte del juego. Su entusiasmo de entrada, deja paso a la paciencia, a esperar una oportunidad de trenzar alguna jugada. Lo consigue. Algo saca de Rajoy (más de lo que se esperaba) tras su mal usada Inquisición. Se ponen a la misma altura y le arranca unos buenos primeros planos.

futbol fail faceAlbert se contenta con un par de jugadas. Ha tenido alguna ocasión, ha jugado sus pelotas con criterio, no se ha puesto nervioso pese a ser joven para estos torneos, pero no ha sido profundo, se ha dedicado a tocar balones de cara y a rematar algún balón a las porterías de Rajoy e Iglesias sin peligro.

El resultado: siguen ignorándole todos. No es Xavi Hernández. Ni siquiera juega de titular. Más bien espera en banda a que el entrenador Rajoy cuente con él y lo saque a calentar.

 

cromo mariano rajoy

Mariano Rajoy: Plano, gris y correoso. Como siempre. Parece una opción de última hora. ¿Rajoy titular?, se pregunta la afición. Sí y parece que su equipo le apoya. Es el Schweinsteiger de la Eurocopa. La decisión más controvertida de la selección alemana. ¿Por qué él? Es un jugador claramente venido a menos, sólo sirve como cohesionador, como póster al final del pasillo. Pero tiene el hándicap de siempre, es de los que hacen equipo, algo parecido a lo que fue Reina en la Selección Española.

Rajoy es un jugador divertido que siempre sorprende a su público. Es el jugador querido de la afición. El Arbeloa del PP, un cono, un jugador que ha sorprendido a todo el mundo por tener un palmarés tan amplio para tan poco talento. Es el único al que no le importa no salir ganador. Nunca lo ha sido.

Sé natural, le han dicho, juega como tú sabes. No te marees, le han aconsejado. Es verdad, no tiene físico. Hay quien afirma que no está para 90 minutos. Pero sale al terreno de juego sin complejos. Sus intervenciones son generalistas, hace caso a sus compañeros y juega por jugar, dejando pasar el tiempo.

Pronto se cumplirá la primera media hora de juego y él sigue a lo suyo, Toca fácil, no te compliques, le dicen desde la banda; lo estás haciendo bien, sigue así.

fail ass football maburroRajoy parece el típico jugador que juega descaradamente a perder tiempo. La vieja escuela italiana, la argentina de Bilardo. Gana 1-0 y piensa negarlo todo, tirar balones fuera y lanzarse al suelo cada vez que el rival lo toque. Es un juego que desespera a los más jóvenes. Lo exagera todo, cifras, datos, se inventa lo que dijo, lo que hizo, cualquier cosa, todo es lícito siempre y cuando se arañe algún segundo. Cada balón que gana al corte y despeja fuera del campo, su afición lo jalea como si de un gol se tratara.

 

cromo pedro sanchez

Pedro Sánchez: El Central fornido, el jugador físico del partido. Alto, fuerte, va a todos los balones aéreos, el Demichelis del encuentro. Despeja cualquier pelota suelta, pero es lento, pesado, sin imaginación y rígido en el diseño burocrático del DEB4TE. Es locuaz y dicharachero al principio. Mira a los demás con cierto aire de superioridad. Amedrenta con su físico, pero todos saben que técnicamente no es ningún portento. Es de esos centrales a los que se deja que salgan con el balón controlado para que pierda él solo la bola, en algún pase malo, algún regate sin convicción, algún chute lejano sin peligro.

En la segunda parte pierde el fuelle. Sus movimientos lentos no logran zafarle de una crispación creciente. Ofrece datos demasiado limitados porque está más centrado en su legado previo de negociación que de centrarse en el juego. Por momentos parece estar perdido en su estrategia y decide optar por dar juego a quien se ofrezca, dejando su zona de confort en defensa y yendo más al ataque. Sin embargo, carga contra Pablo cuando éste se ofrece para atacar juntos a Rajoy. Pedro, que no entiende nada, mueve la cabeza a ambos lados sin saber aún en qué portería tiene que marcar.

fail kick gerrard maburroEs quizá el jugador del partido que más interés pueda tener en que se den las terceras elecciones. ¿Por qué? Para ganar tiempo. Si fuera por él se jugaría el torneo a los penaltis. Será la pura frustración de haber sido un histórico, una especie de Holanda, la conocida Naranja Mecánica que ya ni clasifica para la Eurocopa. Por sí mismo no genera peligro, mucho menos una ocasión de gol y, se me antoja imposible, conseguir un empate.

 

cromo pablo iglesias

Pablo Iglesias: El zurdo aburrido del partido. Toca y toca. Siempre igual. Plano y monótono. Su verborrea recuerda  a las posesiones infinitas de los equipos que entrena Pep Guardiola. Sin profundidad, repetitivo, de pase corto, al primer toque, defendiéndose con la posesión de la palabra más que en defender.

Pasados algunos minutos empiezan sus susurros y sus lances por banda izquierda contra Pedro y Mariano. La banda derecha del PP se muestra expeditiva y corta los balones mandándolos directamente fuera. Vuelta a empezar. Vuelve la posesión. Da datos pero no se va de nadie. Sus regates son siempre los mismos. Al principio las bicicletas eran sorprendentes, ahora el rival le aguanta y fácilmente corta su ataque con un simple takle.

Sin embargo, sabemos que es un jugador que va a más. Su físico no impone. Su estilo, el más popular de los tres, intenta conectar con la gradería. Ofrece algún tacón, algún tiro a puerta, algún centro, intenta regatear o hacer algún gesto técnico vistoso. Es voluntarioso, no se puede decir de él que no pruebe algo siempre. Hoy está más apagado, está menos chupón. Como individualidad recuerda a jugadores tipo Onésimo. Cuando regatea al rival, vuelve atrás y vuelve a regatearle. Su juego progresa conforme avanza el partido y, lejos de ser un simple jugador habilidoso, gracias al arreón final consigue ocasiones de gol que le hacen tener siempre la sensación de haberse quedado corto con el resultado.

goalkeeper-celebration.0_standard_500.0Su afición, la más ruidosa de las cuatro, lo anima a hacer algo que les divierta. Es el Sergio Ramos de Podemos. Un lateral de banda reconvertido a Central que, de vez en cuando, suelta alguna perlita, nos brinda un taconcito, de crecidito, de sentirse buen jugador y andar sobrado. Capaz de lo mejor y lo peor. Cortar un contragolpe con calidad y, de forma inexplicable, marcarse una ruleta para regalar el balón al rival y crear la ocasión de gol más clara del encuentro. Odiado y querido a partes iguales.

Sin embargo, en el DEB4TE de hoy, Pablo no está siendo ese jugador. No progresa por banda, no tira centros y no crea demasiado peligro. Sólo se acerca un poco al área de Rajoy, sin atacarle de frente, quizá pensando más en lo que debería hacer el PSOE para que le saquen tarjeta a ellos en caso de que ocurriera.

El resultado: Mantiene su perfil en lo positivo y en lo negativo. Su mejor jugada fue su abierta manifestación de ir de la mano del PSOE para gobernar y ganarle el partido al PP.

Esperábamos algo más de él. Aunque fuera el típico comentario-chiste sin gracia que da para hablar un rato nomás. Sin embargo, se va como llegó, con el pelo sin lavar, la camisa sin un botón, ojeras y cierta bradipsiquia.

EN PERSPECTIVA, el DEB4TE ha sido digno del peor partido de fútbol de la Eurocopa. Podría equipararse al Albania–Suiza de la primera jornada. Ganó Suiza. Da igual. A nadie le importa. Ha sido un partido que, para estar diseñado por los equipos de imagen, han sorprendido a las cuatro aficiones presentando la alineación más defensiva imaginable. Optaron por una buena dosis de rigidez y bostezos en los tiempos, en el formato, en los bloques, en la poca interacción entre candidatos y en la frialdad de un atril gris con bandas azules de fondo. Quizá el ganador, por lo de haber salido vivo o  porque ninguno salió a ganar y todos daban el empate por bueno, sea Rajoy.

moderadores cierre deb4te

Los árbitros, ciñéndose a su papel de moderadores, estuvieron muy atentos al tiempo (demasiado). Parando en cada jugada polémica y repartiendo de forma equitativa (enfermiza) la imparcialidad mostrando el cronómetro, corriendo la banda y levantando el banderín cuando el tiempo se rebasaba.

Lo más sorprendente fue que, a pesar de vivir en un mundo donde la imagen lo es todo, ayer volvimos a Naranjito. Y, además, lo hicimos sin tapujos. La música utilizada en la entradilla, los rótulos, la puesta en escena, todo era como el NO-DO, como Eurovisión, parecía que volvíamos a las hombreras, a la zozobra, a los cáspita y a los recórcholis, pero no para irnos de parranda, sino para aguantar a cuatro pelmazos. El próximo día veo el Fútbol.

 

Comparte El DEB4TE Electoral del 13J, en clave futbolística


comptwit compface compgoogle compemail
VIDEOS
IMÁGENES
GIFS