Estas en: Maburro > LAS MEJORES CURIOSIDADES DEL MUNDO > Un estudio demuestra que para hacerse rico hay que resignarse

Un estudio demuestra que para hacerse rico hay que resignarse

http://maburro.es/un-estudio-demuestra-que-para-hacerse-rico-hay-que-resignarse/

Ahora parece que quejarse no está bien visto. Lo que se pretende fomentar es resignarse, conformarse y ver las cosas de forma positiva.

Es lo que asegura este estudio. La clave para enriquecerse, asegura, es dejar de quejarse.

En el libro ‘Secrets of the Millionaire Mind‘ (‘Secretos de la mente millonaria’) T. Harv Eker explica que para amasar su fortuna renunció a quejarse, un hábito que, según descubrió, los millonarios evitan.

Según explica él mismo: “Quejarse es lo peor que uno puede hacer para conservar la salud o aumentar su riqueza“.

Dicho así, cualquiera imagina la cantidad de momentos en los que se queja durante el día y, como no somos ricos precisamente, tendemos a creer que quizás tenga razón. Él es rico y nosotros no. Quejarse es fácil y ahora resulta que también es propio de los pobres.

Eker también asegura que es muy importante alejarse de aquellas personas que se quejan por todo porque “La energía negativa es contagiosa“. Es decir, como quien se queja es normalmente pobre o, por lo menos rico no, mejor alejarnos de los que no son ricos. Mejor estar al lado de ellos (qué listos) pero, ojo, ni se te ocurra quejarte porque te pondrán la cruz.

forges trabajo basura maburro

No está bien visto quejarse. Mejor resignarse. Ser positivo, dicen. Y cuando nos hagan una putada, tenemos que poner buena cara y ofrecer una sonrisa. Seamos positivos, si no nos quejamos hoy, mañana seremos ricos. Cuando se aprovechen de nosotros, cuando algo sea injusto, no se te ocurra revelarte, cálmate. Si lo hacen, por algo bueno será. Además, tu riqueza está en juego. Mejor hazle la pelota al jefe, no pongas problemas, no te quejes, dile lo bien que estás y piensa que sólo así crecerás en la empresa. Sólo los que no se quejan suben como la espuma. Convirtamos las empresas en lugares donde trabajan pelotas, chuparruedas, resignados y falsos. Reprimamos nuestras ganas de quejarnos. Las cosas no están mal, sólo es un punto de vista mal enfocado, salvo que quieras seguir siendo pobre.

Los ricos, especialmente el señor T. Harv Eker, parecen haber amasado su fortuna renunciando a las quejas y para llevar a cabo un hábito así, tarde o temprano, acabaría resignándose, conformándose y siendo un pelota con los demás, probablemente con los ricos. Y como a él le ha ido muy bien, ahora pretende que le hagamos la pelota a él.

No creemos que, tal y como están las cosas, lo que se venda como método infalible para enriquecerse sea precisamente renunciar a hacer justamente lo que permite luchar contra las injusticias: quejarse. Si no nos quejáramos, las cosas serían siempre igual, no habría cambios y quien propone normas, decide por nosotros y busca el interés propio, tratará siempre de imponer su postura sobre una masa aborregada que estará absurdamente en silencio aspirando a ser ricos.

Os invito a quejaros de estos estudios, de aquellos métodos que fomentan el aborregamiento, de aquellos listos que intentan que las injusticias queden silenciadas, de los supuestos expertos que nos venden hábitos que sólo les benefician a ellos y que (qué casualidad) les encumbra en una especie de clan de listos con suerte.

Quejáos, que es muy saludable. Que a lo mejor no os hace ricos, pero al menos no perderás la dignidad frente al que te explota, al que te chulea, al que te vacila, al que te roba o al que te intenta vender un método infalible que trata precismante en hacerle la pelota. Menudo listo.

 

 

Comparte Un estudio demuestra que para hacerse rico hay que resignarse


comptwit compface compgoogle compemail
VIDEOS
IMÁGENES
GIFS